¿Qué es el buqué?

Por buqué entendemos el aroma que adquiere el vino durante su proceso de envejecimiento, otorgado por el paso del tiempo sobre el vino al envejecer en barricas o en botellas. Lo hay "de oxidación" y "de reducción".

cottages-vacation-rentals-1456093_960_720

En catellano decimos buqué a lo que los franceses llaman bouquet. Es como recoge el término la RAE. La palabra significa, según el diccionario, “aroma de los vinos de buena calidad”. La definición es algo simplificada. Pero dentro del mundo de la enología viene a significar el aroma que adquiere el vino. Un aroma obtenido durante su proceso de envejecimiento.

El buqué es el aroma que otorga a un vino su paso por las barricas o botellas. No es el que proviene de las variedades de uva utilizadas en el vino en cuestión, ni tampoco el que procede de la fermentación. No obstante, un buqué de calidad debe estar en armonía con el aroma de la uva y la fermentación. De su armonía obtendremos un buen buqué.

Al no prodecer ni de la variedad o variedades que conforman el vino que estemos catando, ni tampoco de su fermentación, se le considera un “aroma terciario”. Viene por tanto después de los que serían aromas primario y secundario del vino.

De reducción y de oxidación

A la hora de distinguir entre los buqués del vino, podemos encontrar dos tipos. Por un lado nos encontramos con el buqué de reducción, el aroma propio de los vinos que no están en contacto con el aire durante su proceso de envejecimiento, principalmente en botella. Estos vinos deben beberse inmediatamente después de abrir la botella. Un ejemplo serían los vinos de Rioja.

Por otro lado está el buqué de oxidación, que vendría a ser el aroma propio de los vinos que están en contacto con el aire durante su proceso de envejecimiento. Esto ocurre principalmente en las barricas. El jerez, el oporto o la manzanilla cuentan con este tipo de buqué.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *