Un buen vino con sushi

El sushi en sí es una comida bastante neutra. De forma que con él, y especialmente cuando lleva salmón, cabe recomendar un vino que limpie la boca. Para ello necesita ante todo acidez.

Sushi

Partimos de la base de que el maridaje puede entenderse como una “pelea” entre vino y comida. Una pelea peculiar en la que los dos tienen que llegar a entenderse, a llegar a un pacto, a firmar una paz justa. Por ello, no es conveniente que uno de los dos gane. Que se se rebaje y tire al suelo para que el otro gane.

Si a esto sumamos que en el mundo del vino no hay reglas, como de costumbre, maridar un sushi no es tan fácil como escoger determinada regla infalible.

Hay vinos que han llegado a presentarse como “perfectos” para maridar con sushi, como es el caso de Oroya, un vino que se autodefinía como “suave, afrutado, fresco, con un toque dulce y acidez tirando a discreta”. ¿Pero es una opción como esta la mejor?

El sushi en sí es una comida bastante neutra. De forma que con él, y especialmente cuando lleva salmón, cabe recomendar un vino que limpie la boca. Para ello necesita ante todo acidez.

Los rosados y espumosos, dos buenas opciones

Una buena opción son los rosados que proporcionan una amplia gama de matices al acompañar especialidades japonesas como el sushi sahimi. Los hollejos de las uvas tintas, que suelen acompañar a sus mostos durante un breve tiempo, son los que proporcionan al vino rosado su color y matices aromáticos y gustativos.

Y es de este modo como puede encontrarse un cierto “choque” de sabor, por ejemplo, con makis con alga nori, el toro o la ventresca del atún con su carne repleta de vetas de grasa.

Otra opción son los espumosos. Por servir como transición, un cava rosado de variedades tintas como la Trepat acompaña a la perfección al sushi. Sin duda, las burbujas del cava se llevan fenomenal con esta comida japonesa. A través de un intenso equilibrio, armonía y delicadeza, por su vinificación también ofrece la acidez y frescura característica de un vino blanco.

Un buen espumoso puede ser acompañante perfecto del sushi

Un buen espumoso puede ser acompañante perfecto del sushi

El sushi es perfecto acompañante de estos vinos ya que su acidez les va como anillo al dedo. Los espumosos, como el es el caso del cava, al tener una baja concentración de azúcar, permiten limpiar la boca rápidamente. Dejan además una leve sensación chispeante de fruta y sequedad. Son vinos que siendo jóvenes se presentan  llenos de frescura y acidez.

En cuanto a los blancos, acompañan de maravilla al Sushi monovarietales como la Sauvignon Blanc, Chardonnay, Verdejo o Godello. Se trata de vinos que se comportan con una marcada acidez. No obstante, cuentan con un aporte muy bajo, casi nulo de taninos y tienden a ser secos.

La variedad Sauvignon destaca por su acidez y notas herbáceas que maridan a la perfección con las notas amargas, especiadas y ácidas que puede ofrecer el Sushi. Tanto la variedad verdejo y godello ofrecen acidez, fruta fresca y delicadas notas que realzan la comida japonesa. La Chardonnay marida también amablemente con este tipo de comida.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *