Saltar al contenido
Un buen vino

Destilados de vino

Los destilados del vino se denominan genéricamente brandies, una palabra que deriva del holandés «branwijin» que significa «vino quemado». El origen de los destilados de vino se remonta a un hallazgo de los comerciantes holandeses.

Lo cierto es que se dieron cuenta que al destilar un vino ocupaba menos volumen en sus barcos. Por si no fuera poco (el espacio era muy necesario como siempre lo ha sido en el transporte marítimo), el vino destilado no se estropeaba por su alto contenido en alcohol.

De aquellos orígenes surgen los destilados de vino, en cuyo grupo hay que diferenciar los aguardientes obtenidos directamente al destilar el vino y las holandas.