Cinco caldos para no caer en la rutina navideña un año más

Aquellos que ya estén cansados de repetir una y otra vez el mismo menú, la misma decoración o el mismo árbol en navidades, este año, por lo menos tendrán unas cuantas ideas para brindar con cinco opciones diferentes

Botella-GIK

Diciembre ya está aquí. Vuelve la Navidad, época de estreses por regalos, de comidas mucho más copiosas de lo recomendado, de volver a sentarte al lado del cuñado… Y eso sí que es duro. Pero también la mejor época para levantar las copas por cualquier excusa o hazaña (siempre que se pueda compartir en una mesa familiar, claro).

Unas fechas muy fuertemente ligadas a las tradiciones familiares, lo que no significa que tenga que ser igual con todo. Aquellos que ya estén cansados de repetir una y otra vez el mismo menú, la misma decoración o el mismo árbol, este año, por lo menos tendrán unas cuantas ideas para brindar con cinco opciones diferentes y solo a la altura de personas con ganas de cambio. Vamos, que mejor no invites al primo de “a mí lo de siempre”. Para todos los demás, toma nota:

GIK

Gik, lo que se conoce como el primer vino azul del mundo, es una bebida con un atractivo especial que promete “no dejar indiferente a nadie”. Creada a base de mezclar distintas uvas con componentes naturales, Gik consigue un llamativo tono índigo de forma 100% orgánica. A pesar de que sus creadores lo dejan claro: “no hay antecedentes para un vino cuyo color, sabor y aroma se han alterado, estás bebiendo algo innovador; una nueva bebida que se desvincula totalmente del mundo del vino”.

Tal es así, que además de recomendar beberlo muy frío, incluso con hielo, también ofrecen ideas para elaborar distintos cócteles azules, que pueden ser un éxito en cualquier cita. Una opción recomendada para personas abiertas a nuevas experiencias y que quieran huir de tradiciones.

Poet

Estos vinos infunden nuevos gustos combinando variedades de vino y té exquisitamente seleccionadas. Cada vino Poet concentra una cultura diferente y está inspirado y nombrado bajo la poesía más característica de cada lugar. Soneto representa la distinción inglesa. Haiku está inspirado por la homónima poesía de Japón, y Ghazal mezcla el arte y el misticismo de la India. Se han seleccionado cuidadosamente las tres variedades de té más representativas de cada región.

La opción inglesa es un vino tinto con la fuerza del té negro. La japonesa, una mezcla que conjuga la liviandad de la uva blanca con la sutileza del té verde. Y la variedad india se elabora con uva tinta merlot, se infusiona con la profunda intensidad del especiado té negro indio. Toda una gama de sabores y aromas que hará las delicias de los paladares más exigentes.

Macho Man Monastrell

Ya desde la botella Macho Man llama la atención. Eduardo del Fraile es el autor del atípico diseño de su etiqueta: un fornido barbudo con los brazos llenos de tatuajes, muy en la onda de toda esta movida artesanal y con ese halo hipster que nos envuelve.

Pero no nos dejemos engañar por ese toque macarrilla, porque en esta botella se encuentra uno de los caldos mejor valorados del país. Ha sido seleccionado como el mejor de España en siete concursos internacionales. Afrutado y y muy redondo y largo en boca, es la selección perfecta para maridar con buenos amigos.

Vino de naranja

Se trata de una bebida de color naranja en España, a la que llaman ‘vino’ de naranja. Con una larga tradición histórica, representada por el famoso Vino Naranja del Condado de Huelva. Aunque debemos advertir que para los ojos más clínicos en realidad tiene un tono más parecido al marrón.

Dos son las empresas encargadas de elaborar este afrutado: VDM Orange, elaborado a partir de las uvas Moscatel de Alejandría y Zalema, y a la venta en grandes almacenes; y El Tarongino, el primer vino elaborado exclusivamente con naranjas valencianas.

Vino de hielo

En Baviera se elabora un vino de hielo a partir de uvas congeladas, que dan lugar un mosto muy dulce en el que se combinan intensamente los sabores concentrados puros de fruta con altos niveles de acidez.

Se elabora de forma natural, dando lugar a vinos con un carácter varietal muy puro que parte de concentrados helados naturales y fermentados. Las principales variedades son riesling y gewürztraminer, aunque también se utilizan otras como vidal, grüner veltliner o chardonnay.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *