Saltar al contenido
Un buen vino

Bodegas Santalba: innovación desde el corazón de Rioja

Solo hay que acercarse a la última creación de Bodegas Santalba para darse cuenta que en el ADN de esta bodega riojana está la innovación en estado puro. Han dado una vuelta a la tradición para producir un Amarone en plena DOCa Rioja con variedad en lo que constituye el primer vino de este tipo elaborado en España.

El Amarone tradicional se produce en Valpolicella, en la zona de Verona. También alguna bodega de Uruguay con raíces italianas. Pero no en España. Al menos hasta ahora.

En la elaboración de Santalba Amaro se utilizan uvas de viñedos extremadamente viejos vendimiadas temprano y extendidas en camas de bambú para dejarlas secar y concentrar el azúcar. Foto: Bodegas Santalba.

 La elaboración de Santalba Amaro

Las uvas tempranillo del Santalba Amaro proceden de viñedos extremadamente viejos vendimiadas temprano en septiembre, pero no es hasta mediados de noviembre (a veces diciembre, depende de la evolución de la uva) cuando comienzan a elaborar este vino.

Durante semanas, los racimos han estado esperando, con calma, reposando en el secadero sobre camas de bambú colocadas de manera manual creando pisos y un pasillo de uvas que van pasificándose de a poco.

Santalba Amaro
Santalba Amaro

Generalmente, en Rioja y en España, salvo excepciones, se usa el método bordelés para la elaboración de vinos. Santalba Amaro aporta “un carácter diferenciador y atrevido ya que usamos un método tradicional italiano”, explica Roberto Ijalba, director comercial y de exportación en Bodegas Santalba.

“Creemos que Amaro, aumenta la diversidad de vinos en la DOCa además de dar profundidad al panorama vinícola”, explica en declaraciones a Un Buen Vino.

Incremento de la calidad en los vinos

Están convencidos del éxito de la fórmula: “además, lo hemos visto”, asevera. “Mucha gente no sabe que es un Amarone, pero sabe apreciar un buen vino”. Este vino está enfocado a las personas que “gustan de un buen vino”, para un consumidor que aprecia “los vinos tintos potentes, rotundos, diferentes y con historia”.

La uva pasificándose para la elaboración del vino Amaro de Bodegas Santalba.

En este sentido explica que al igual que los vinos denominados “de autor” rompieron moldes al popularizarse por ser “más intensos y corpulentos que los vinos más tradicionales”, si el consumidor está abierto a probar nuevos vinos “por supuesto que lo apreciara”.

A su juicio, “hoy en día, más que nunca”. En este sentido señala que “el consumo per capita en España está mermando a favor de un incremento de la calidad y de las nuevas experiencias”.

Innovación “con sentido”

Lo cierto es que en Bodegas Santalba desafían lo establecido. Conscientes de que son “una bodega familiar, de un tamaño reducido”. Pero es esto lo que les permite elaborar grandes vinos con un carácter muy personal. “También tiene algunos negativos cómo no”, reconoce Ijalba, “pero los superamos y afrontamos con ideas,  innovación y sobre todo, mucho trabajo”. El Amarone de Santalba es clara muestra de ello.

Bodegas Santalva en invierno.
Bodegas Santalba en invierno. Foto: Bodegas Santalba Rioja Wine, Flickr.

Y aunque la innovación es parte fundamental de Bodegas Santalba o quizá por ello, su director comercial cree que “siempre has espacio para innovar más”. “Hay muchas cosas por hacer y por supuesto, en eso estamos, pero siempre sabiendo qué somos y de dónde venimos”, añade.

“Se trata de enriquecer el espectro de Rioja y rellenar las posibles deficiencias que pudiera existir en la DOCa, no de hacer locuras o vinos sin sentido”, señala con rotundidad.

El espíritu familiar de Bodegas Santalba

Bodegas Santalba, apocope del nombre y apellido de Santiago Ijalba fue fundada en 1998, padre de Roberto, segunda generación de la bodega junto a su hermana Laura. “La trayectoria de nuestro padre se remonta a 1964 donde muy joven ya empezó a elaborar vinos para una gran bodega de Rioja”, explica Ijalba.

Roberto fue el primero en incorporarse al área técnica y comercial y más tarde Laura que lo haría en el área financiera y como gestora de la bodega. “Ambos lo hemos tenido claro desde el principio por ser el vino nuestra ilusión y nuestra bodega familiar nuestra pasión y legado familiar”, explica Roberto.

Viñedo de Bodegas Santalba en noviembre. Foto: Bodegas Santalba Rioja Wine, Flickr.

Los dos hermanos han tomado el relevo de su padre Santiago, quien lleva 54 vendimias a sus espaldas. La nueva generación sigue fiel a la tradición y, sin que se pierda la seña de identidad de su origen. Y quieren dejar su impronta en los vinos del futuro.

“Igualmente, siempre teniendo presentes nuestras raíces y tradiciones, el carácter innovador y exportador han sido valores transmitidos por nuestro padre que seguiremos manteniendo”, asegura.

“No tengo más que comentarios positivos sobre un negocio familiar. Trabajar con padres y hermanos, en algún momento puede ser difícil, pero la mayor parte del tiempo es de pura satisfacción. Tenemos los mismos retos y deseos. Trabajamos en la misma dirección con el mismo propósito”, explica.

Los vinos de Bodegas Santalba

Santalba embotella anualmente aproximadamente 350.000 botellas, de las cuales el 75%  se exportan. Actualmente tienen en propiedad 10 hectáreas de viñedo de la variedad tempranillo, en su mayoría en producción ecológica. Igualmente están comenzando a “entender y aplicar” técnicas biodinámicas en alguna de sus parcelas.

La mayoría de la uva con la que se elaboran los vinos de la bodega procede de viñedos que están a 15 minutos en tractor, en las localidades riojanas de Gimileo (sede de la bodega), Briones y Ollauri.

Viñedo y el monte Toloño al fondo.
Viñedo y el monte Toloño al fondo. Foto: Bodegas Santalba Rioja Wine, Flickr.

Los vinos Santalba son los abanderados de la bodega. “Un Santalba Crianza es un vino que quizá no te sorprenda, pero nunca defrauda”, explica el propio Ijalba. Santalba Reserva o un Santalba Gran Reserva son grandes vinos tradicionales de Rioja, unos vinos que nunca pasan de moda, siempre están vigentes.

“Si que es cierto que tenemos algunos vinos diferenciadores como Nabot u OGGA”. Este último es especial por su significado ya que es el nombre primitivo de La Rioja. Se trata de un reserva excepcional de corte más clásico con  una imagen impactante y además cuenta con numerosos reconocimientos a nivel nacional e internacional.

Mención especial merece su vino ‘top’: Historia de Santalba. Sin duda, un vino que cierra el círculo a toda una trayectoria vinícola.

La DOCa Rioja y su adaptación a los nuevos tiempos

A la hora de evaluar si la DOCa Rioja ha sabido renovarse, Roberto Ijalba lo tiene claro. A su juicio lo ha hecho “en todo momento anteponiéndose a los cambios”. “Ahora tenemos nuevas categorías que igualmente van a dar que hablar y eso siempre es bueno. Quien debe entenderlo es el consumidor y para ello se lo tenemos que explicar bien”, detalla.

Otoño en bodegas Santalba
Otoño en bodegas Santalba. Foto: Bodegas Santalba Rioja Wine, Flickr.

“El consumidor ha cambiado y la calidad de un vino se presupone y hay que ofrecer algo más. No vale solo con decir que la viña tiene 40 años y fue de mi abuelo. Eso está bien, pero hay que dar vida y alma a los vinos y a las bodegas. La DOCa Rioja ampara a muchos tipos de bodegas: grandes, pequeñas, multinacionales, familiares… Todas tienen cabida y son necesarias ya que dan perspectiva a la variedad, diversidad y calidad de nuestra denominación”, explica.