Saltar al contenido
Un buen vino

En Rueda también hay espumosos

Los espumosos son asociados en España a un momento de celebración. Pero lo cierto es que el vino espumoso puede servir para maridar comidas de los más variado y puede ser consumido en cualquier momento, no siempre asociado a unas celebraciones.

Decir espumoso en España se ha asociado tradicionalmente al Cava. Una denominación inicialmente asociada a Cataluña que ha visto como se ha ido extendiendo a otros puntos de nuestra geografía en la que también se elabora este tipo de espumoso.

Así, el componente geográfico se ha ido desligando del Cava progresivamente, para dar lugar a una denominación que se define más por una determinada de manera de elaborar espumosos.

En Rueda se elaboran espumosos desde hace décadas

Pero ese espectro del espumoso va más allá. Y así lo demuestra Rueda, donde se llevan elaborando vinos espumosos desde antes del año 92, si bien es en los últimos años cuando se ha popularizado más su consumo. Los espumosos de rueda surgen como un complemento a los vinos blancos de la variedad verdejo que han llevado a esta denominación a ser bandera del vino blanco español.

Viñedo en Rueda plantado en espaldera, lo que facilita su mecanización.
Viñedo en Rueda plantado en espaldera, lo que facilita su mecanización. Fuente: DO Rueda

Los espumosos de la D.O. Rueda, que se obtienen siguiendo el método tradicional, el también conocido como método champenoise. De hecho, el parecido fundamental con el Cava es precisamente “el método tradicional que ambos utilizan en la segunda fermentación en botella”, tal y como explica en declaraciones a Un Buen Vino Jesús Iscar, director técnico de la D.O. Rueda.

La principal diferencia entre los espumosos de Rueda y el Cava

“La principal diferencia (con el Cava) es la variedad, nosotros utilizamos principalmente la variedad verdejo que aporta unas características diferentes, más estructura en boca y condiciones en nariz”, detalla Iscar.

Hasta ahora, todos los espumosos seguían el método que se realiza en cava con fermentación en botella. Ese es el principal parecido que tienen los espumosos de Rueda con los cavas.

Pero lo cierto es que “con el nuevo reglamento y pliego de condiciones, se ha ampliado la elaboración de los espumosos a los vinos espumosos en segunda fermentación en depósito, es decir, el conocido como método charmat”, tal y como explica Iscar.

El suelo cascajoso es una de las características de la DO Rueda.
El suelo cascajoso es una de las características de la DO Rueda. Fuente: DO Rueda.

Otro de los elementos que distinguen a los vinos espumosos, es el tiempo de envejecimiento. Por ejemplo, un tiempo de envejecimiento en rima durante 3 o 4 años, “cambia las características de forma importante”, detalla Illera.

Asimismo, el tiempo que está en presencia de lías, o en presencia de la cascara de levaduras, es lo que le confiere una dirección hacia vinos jóvenes o vinos con más contundencia o estructura.

Espumosos con variedad verdejo

Los espumosos de Rueda utilizan principalmente la variedad verdejo, aunque en algún caso se ha utilizado la variedad Viura (también conocida como Macabeo en otras zonas) para en los semisecos “reducir un poco el componente estructural de boca”.

“La variedad Verdejo aporta mucha más boca y mas estructura en esa segunda fermentación que la mezcla de ambas, propiamente dicha. Vemos que partimos de un vino base más suave, menos estructurado en muchas condiciones de boca, por lo cual, conseguimos un mejor producto con menos componente y mayor amargor”, explica Íscar.

Variedad Verdejo de la DO Rueda.
Variedad Verdejo de la DO Rueda. Fuente: DO Rueda.

Actualmente la comercialización de los vinos espumosos está en torno a unas 200.000 botellas y su producción está “muy localizada”. “La elaboración de estos vinos exige mucha mano de obra y la mayoría de las bodegas que lo elaboran tienen poca mecanización, es un proceso muy laborioso”, contextualiza Iscar.

“Quitando las dos bodegas principales que elaboran este tipo de vino, Bodega de Sarria e Yllera, los demás hacen cantidades más pequeñas y todo mucho más manual”, detalla. Con todo, están “esperando conocer nuevas elaboraciones de espumosos dado el carácter innovador de nuestras bodegas”.

Actualmente hay 8 bodegas que elaboran espumosos en la D.O. Rueda: Félix Lorenzo Cachazo, Vicente Sanz Rodilada, Emina, Bodega de Sarria, Cerrosol, Mocén, Cuatro Rayas, Yllera. Repasamos a continuación cinco espumosos de la do Rueda para acercarse a este universo que se abre en esta denominación castellana.

Emina Espumoso Brut Nature. Bodega Emina.

Emina es un vino espumoso Brut Nature, 100% elaborado con uva Verdejo, procedente de “Finca Las Piedras”, Valladolid.  De color amarillo pajizo con matices verdosos, presenta una burbuja fina, con aromas cítricos, lías finas y fondo de pastelería. En boca, resulta refrescante con una burbuja bien integrada.

AÑ vino espumoso. Bodegas Mocen

Elaborado con uva Verdejo, AÑ es un Brut Nature que ha permanecido nueve meses en contacto con las lías.  De color amarillo pálido con reflejos verde limón, en nariz es muy intenso y expresivo, con aromas de fruta fresca y recuerdos de bollería. En boca presenta burbuja fina, fundente, aportando frescura y persistencia.

Doña Baetriz Espumoso. Bodegas Cerrosol

Doña Beatriz es un espumoso Brut Nature, 100% Verdejo. Presenta un bonito color amarillo pajizo, brillante con matices verdosos, destacan sus aromas que recuerdan a fruta blanca, melocotón y hierbas aromáticas. En boca es sabroso, intenso y con el carbónico bien integrado, transmitiendo volumen y estructura.

 

 

Carrasviñas Brut. Bodegas Félix Lorenzo Cachazo

 En la Finca “Los Valles”, una parcela de lenta maduración, nace Carrasviñas Brut. Con un color amarillo pajizo con matices verdosos, intenso en nariz, complejo con aromas que recuerdan a manzana, frutas de hueso, notas de bollería y con recuerdos a hinojo. En boca resulta cremoso y estructurado, dotado de gran frescura con toques cítricos y frutos secos.  Es persistente y posee un largo final.

Palacio de Bornos Verdejo Brut. Palacio de Bornos

Palacio de Bornos Verdejo Brut, ha permanecido más de doce meses en contacto con sus lías, presenta un color amarillo pajizo, con toques dorados. De intensidad alta, complejo, con recuerdos a hierbas secas, y toque de bollería fina, en boca resalta la burbuja cremosa y fina consistente, con paso de boca elegante marcando la frescura y con final estructurado.