Saltar al contenido
Un buen vino

La sonrisa de Tares: un godello muy juvenil

Dominio de Tares presentaba este verano su vino ‘La Sonrisa de Tares 2019, elaborado con la variedad godello. Nos encontramos con todo un derroche de juventud por parte de un blanco muy fresco que la bodega berciana Dominio de Tares elabora desde hace cuatro años. Un acompañante perfecto cuando uno busca refrescarse con el vino.

Dominio de Tares ha seleccionado especialmente para este vino parcelas de godello de las pendientes más inclinadas del Bierzo Alto, situadas a 700 metros de altitud. La variedad godello está aumentando su protagonismo en los últimos años. Una variedad que está en cierto modo siendo redescubierta, como ocurre con otras variedades autóctonas españolas.

Una de sus características diferenciales es su mayor capacidad de envejecimiento en barrica de madera, dando lugar a blancos de larga guarda de características muy especiales, complejos y elegantes. Pero en este caso, con La Sonrisa nos encontramos con un vino blanco joven de calidad.

La variedad Godello
La variedad Godello. 

Un vino blanco cítrico y fresco

“Es un vino fresco, cítrico, con cierto nervio, un PH bajo y una acidez alta para que sea ligero y concederle ese beber fácil”, según explicaba el enólogo de Dominio de Tares, Rafa Somonte a ‘Un buen vino’.

La Sonrisa de Tares está dirigido a los consumidores que buscan una alternativa y un soplo de aire fresco a las variedades tradicionales. Se presenta moderno, fragante, sabroso, con interesantes aromas a cítricos.

Desde su primera añada, La sonrisa ha marcado su personalidad entre los vinos blancos españoles, además de convertirse en uno de los godellos que más triunfa entre los consumidores jóvenes por su autenticidad y diferenciación.

“En este vino encuentran un godello complejo, rico y refrescante y la confianza de tener en la copa un vino de Dominio de Tares”, explican desde la bodega.

La Sonrisa de tares marca estilo desde su denominación, con la que transmite la alegría de la variedad godello y la juventud de un vino de añada en el que destaca su identidad varietal.

Veinte años de la bodega Dominio de Tares

La bodega Dominio de Tares está radicada en El Bierzo, donde elaboran vinos de larga guarda de la variedad autóctona Mencía. Este año conmemoran su 20 Aniversario.

“Todo arrancó por la afición de un grupo de apasionados del Bierzo, que conocían la variedad Mencía y querían empezar a explorar vinos de larga guarda con esta variedad local”, explicó en su día Rafa Somonte, enólogo de Dominio de Tares en conversación con Un Buen Vino.

Viñedo de Dominio de Tares
Viñedo de Dominio de Tares

De hecho, fueron los primeros que comenzaron a aplicar crianzas largas a la mencía, la variedad característica de El Bierzo y su auténtica seña de identidad en el mundo del vino.